Conociendo la terminología de la infertilidad


Estas son las siglas y abreviaturas más comunes que escucharás o leerás relacionadas con la infertilidad.

AMH:
La hormona antimülleriana o AMH, es el mejor factor de predicción de la reserva ovárica de una mujer. La AMH es una proteína producida en las células de la granulosa, células que rodean a los óvulos. Los niveles sanguíneos de AMH indican el tamaño del conjunto de folículos restantes; por consiguiente, a medida que una mujer envejece, el tamaño del conjunto de folículos ováricos va disminuyendo y también lo hace el nivel de AMH, el cuál se vuelve indetectable en el momento de la menopausia.

FSH:
La hormona foliculoestimulante o FSH, es liberada en el cerebro con el fin de estimular el crecimiento y el desarrollo de los folículos ováricos (sacos diminutos llenos de líquido al interior del ovario que contienen un óvulo en maduración).

OD:
Sigla para “ovodonación”, término que se refiere al tratamiento de donación de óvulos que necesitan las mujeres que no pueden usar sus propios óvulos para concebir, pero que pueden llevar a un bebé en su útero; aquellas que presentan una función ovárica disminuida, insuficiencia ovárica prematura o anomalías genéticas; o parejas de homosexuales que recurren a una madre gestante sustituta.

ENDO:
Es la forma abreviada de referirse a la endometriosis, una condición en la que tejido endometrial crece fuera del útero. Con frecuencia, esto puede causar infertilidad si el tejido endometrial se adhiere a otros órganos de la cavidad abdominal, como los ovarios y las trompas de Falopio.

GS:
Una gestante sustituta o GS, suele trabajar con mujeres que no pueden llevar a su propio bebé en el útero o con parejas del mismo sexo. A diferencia de la “subrogada tradicional”, las madres gestantes sustitutas no tienen un vínculo biológico con el bebé.

hCG: beta
La hormona gonadotropina coriónica humana, hCG-? o simplemente hCG, es una hormona que se produce durante el embarazo. Los niveles de hCG aumentan sostenidamente durante las primeras etapas del embarazo, lo que les indica a los médicos que se está desarrollando un embarazo saludable. Una prueba de embarazo ? busca específicamente la hCG.

HSG:
Una histerosalpingografía o HSG, determina la condición de las trompas de Falopio y del útero. Cuando se realiza una HSG, se aplica un tinte a través del cuello uterino hacia el interior del útero y las trompas de Falopio. Una radiografía determinará si la cavidad uterina es normal y si las trompas están abiertas. Esta es la mejor prueba para analizar las trompas, pues también ofrece la oportunidad de analizar la forma y el contorno del útero.

ICSI:
La inyección intracitoplásmica de espermatozoides o ICSI, es un tratamiento que se utiliza cuando la cantidad o la calidad de los espermatozoides es muy deficiente como para penetrar por sí solos el óvulo de forma efectiva. Un embriólogo seleccionará “un” espermatozoide sano y lo inyectará directamente en el centro del óvulo. Esto ha sido un tratamiento increíblemente efectivo para abordar el factor masculino de infertilidad.

IIU:
La inseminación intrauterina o IIU, es un tratamiento menos tecnológico para la fertilidad que implica colocar espermatozoides al interior del útero de una mujer con el fin de facilitar la fecundación. Colocar los espermatozoides directamente al interior del útero hace que su desplazamiento hasta las trompas de Falopio sea mucho más breve y que la distancia para llegar al óvulo sea menor.

FIV:
La fecundación in vitro o FIV, es un método de reproducción asistida que implica juntar un óvulo con los espermatozoides en una placa de laboratorio. Si el óvulo es fecundado y las células comienzan a dividirse, el embrión resultante se transferirá al útero de la mujer. Con suerte, este se implantará al interior de la cavidad uterina, para posteriormente desarrollarse.

LH:
La hormona luteinizante o LH, se produce en las células gonadotropinas que se ubican en la hipófisis. En las mujeres, el aumento de LH (conocido como “alza de LH”) desencadena la ovulación, es decir, la liberación de los óvulos.

FM:
La sigla FM representa el factor masculino de infertilidad, el cuál se produce debido a anomalías estructurales, trastornos en la producción de espermatozoides, alteraciones eyaculatorias y trastornos inmunitarios. Aproximadamente el 40 % de los casos de infertilidad se deben al factor masculino.

SHEO:
El síndrome de hiperestimulación ovárica o SHEO, es una rara complicación de la estimulación ovárica. Este se produce cuando una mujer desarrolla líquido en el abdomen y presenta ovarios agrandados.

P4:
O la hormona conocida como “progesterona”, se evalúa con el fin de determinar lo siguiente:

  • si ha ocurrido la ovulación,
  • cuándo ha ocurrido la ovulación,
  • si existe un embarazo que se desarrolla normalmente,
  • si ha habido un embarazo ectópico,
  • si ha habido un aborto espontáneo.

Los niveles de progesterona aumentarán antes de la ovulación y debieran seguir al alza si la mujer queda embarazada.

SOP:
El síndrome de ovario poliquístico o SOP, es un trastorno en el cual los ovarios producen cantidades excesivas de hormonas masculinas y desarrollan numerosos quistes pequeños. Estos desequilibrios hormonales pueden evitar la ovulación.

PGS o PGT-A:
Las pruebas de selección genética preimplantacional o PGS, son un procedimiento de vanguardia que se usa junto con la FIV para seleccionar embriones libres de anomalías cromosómicas y trastornos genéticos específicos con el fin de transferirlos al útero.

PGD o PGT-M:
El diagnóstico genético preimplantacional o PGD, puede evaluar a los padres previstos para detectar muchas enfermedades y síndromes distintos. Las pruebas de selección genética pueden evaluar rasgos que son comunes en determinados grupos étnicos que sean recesivos o que pueden tener cierta probabilidad de causar enfermedades graves en los hijos afectados.

Beta espera:
Esta terminología también es conocida como la “espera de las 2 semanas”. Pueden pasar alrededor de 2 semanas desde que se implanta un óvulo fecundado en la pared uterina hasta que empieza a haber suficiente hormona hCG como para que una prueba de embarazo en sangre ? pueda detectarla. Una vez que hayan pasado estas 2 semanas, los médicos pueden asegurar razonablemente que el resultado de una prueba de embarazo es exacto. Con frecuencia, esto puede ser una de las partes más estresantes del tratamiento para las pacientes: cuando esperan por descubrir si han quedado embarazadas.

ECO:
Las ecografías o ECO, son útiles, no sólo durante las pruebas para determinar la reserva ovárica, sino también para detectar anomalías en los ovarios, el útero y otras estructuras ubicadas en la pelvis.


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *