Endometriosis y Fertilidad


Por Adela Camus

Definición:
La endometriosis es una enfermedad ginecológica, que se presenta en mujeres en edad reproductiva. A pesar de que es una enfermedad benigna, puede afectar mucho la calidad de vida de las mujeres que la tienen. Fue descrita por primera vez en 1690 y la tienen alrededor de 190 millones de mujeres en el mundo. Se ha calculado que, a lo largo de su vida, 1 de cada 10 mujeres se verán afectadas por esta enfermedad.
Consiste en la presencia anormal de un tejido similar al tejido endometrial (membrana que recubre las paredes internas del útero), fuera de este órgano, en forma de implantes, nódulos o de quistes. Afecta frecuentemente al tejido que recubre la pelvis (peritoneo), los ovarios, ligamentos del útero y las trompas de Falopio. Con menos frecuencia, puede comprometer otros órganos de la pelvis. Son raros los depósitos fuera de la pelvis, aunque puede afectar a cualquier órgano.

¿Cómo se genera la endometriosis?
Aunque hay diversas teorías, ninguna de ellas ha sido demostrada con certeza. La más aceptada está centrada en la menstruación retrógrada: durante la menstruación, algunos de los fragmentos viables de endometrio llegan a la cavidad abdominal a través de las trompas de Falopio y se adhieren al peritoneo, donde se convierten en lesiones de endometriosis. Los estrógenos tienen un papel crucial en este proceso. Para explicar por qué esto pasa en algunas mujeres, a pesar de que la menstruación retrógrada es un fenómeno universal, se cree que está influenciado por factores genéticos e inmunitarios.

Al igual que el endometrio normal, el endometrio fuera de la pelvis crece todos los meses y, si no hay embarazo, se pierde como menstruación. Este sangramiento anormal fuera de la cavidad uterina puede causar alteraciones al interior de la pelvis, como inflamación, cicatrices y fibrosis. Como consecuencia de esto, se pueden formar “adherencias” entre los distintos órganos cercanos al útero (ovarios – vejiga – intestino), que pueden terminar dejándolos fijos y alterando su anatomía normal y la relación entre ellos.
Cuando afecta los ovarios, puede formar quistes llamados endometriomas.

¿Cuáles son los síntomas de la endometriosis?
-Dolor menstrual (dismenorrea): el principal síntoma de la endometriosis es dolor pélvico de distinta intensidad, especialmente durante la menstruación. En general, va aumentando con el tiempo y, a veces, puede llegar a ser invalidante.
-También puede producir un dolor profundo durante las relaciones sexuales (dispareunia).
-Dolor pélvico crónico.
-Puede producir infertilidad: Aproximadamente el 50% de las pacientes que padecen endometriosis pueden presentar infertilidad.
-Quistes ováricos, llamados endometriomas.
-Otros síntomas: diarrea o constipación, hinchazón abdominal, dolor al defecar u orinar
-Ocasionalmente, puede ser asintomática.
Es importante saber que la intensidad del dolor no necesariamente se asocia al grado de endometriosis.

¿Cuáles son los tipos de endometriosis?
ENDOMETRIOSIS PERITONIAL: hay implantes superficiales de endoemtriosis en el peritoneo (tejido que recubre la pelvis y abdomen por dentro del cuerpo).
ENDOMETRIOSIS OVÁRICA
Se forman quistes ováricos con líquido con aspecto achocolatado, que se denominan endometriomas. Éstos suelen generar adherencias desde el ovario hasta el peritoneo, intestino o trompas.
ENDOMETRIOSIS DE INFILTRACIÓN PROFUNDA Incluye lesiones ubicadas en el tabique rectovaginal y formas infiltrativas que involucran estructuras como el intestino, uréteres y la vejiga.

¿Cómo se clasifica la endometriosis? Se clasifica según el sistema de la Sociedad Americana de Fertilidad:
Grado I o mínimo: Se presentan lesiones aisladas y sin adherencias.
Grado II o leve: Implantes superficiales endometriales menores de 5 mm. adheridos o diseminados sobre la superficie del peritoneo y ovarios. No afectan a otros órganos.
Grado III o moderado: Implantes múltiples superficiales o invasivos. Se pueden observar adherencias alrededor de las trompas o del ovario.
Grado IV o severo: Implantes múltiples, superficiales y profundos que incluyen grandes quistes de tejido endometrial en el ovario (quistes de chocolate o endometriomas). Usualmente se observan adherencias de gran extensión.

¿Qué tratamientos están indicados en mujeres con endometriosis?
No hay una cura específica para esta condición. El tratamiento debe ser siempre individualizado y adecuado a cada paciente. Se aconsejan en función de las molestias que tenga la paciente, el deseo de maternidad y su edad. Básicamente, las opciones son:
-tratamiento hormonal.
-analgésicos.
-cirugía.
-técnicas de reproducción asistida.

¿Cuándo es necesario operar?

Se debe plantear cirugía solo en pacientes con mucho dolor que no se controla adecuadamente con los tratamientos médicos (analgésicos y tratamiento hormonal), o que tienen quistes endometriósicos muy grandes. También está indicada cuando las trompas de Falopio están muy dilatadas (hidrosálpinx) antes de una técnica de reproducción asistida, ya que esto puede afectar el buen el resultado del tratamiento. La forma indicada de operar la endometriosis es por laparoscopía y debe ser realizada por cirujanos expertos.

ENDOMETRIOSIS Y FERTILIDAD

¿Por qué la endometriosis afecta a la fertilidad? A menudo la endometriosis causa adherencias que dificultan la función de las trompas. También es conocido que la endometriosis ovárica disminuye la reserva ovárica. Existen mecanismos más complejos que hacen que el desarrollo de los óvulos y la implantación de los embriones tampoco sean óptimos.
Aun así, muchas mujeres con endometriosis leve a moderada pueden embarazarse y llevar un embarazo a término. A veces, aconsejamos a quienes tienen endometriosis que no pospongan el plan de tener hijos. Esto se debe a que esta afección puede empeorar con el tiempo.

¿Cómo pueden ayudar las técnicas de reproducción asistida?

Existen múltiples alternativas de reproducción asistida que pueden aumentar las posibilidades de embarazo. En función de la extensión de la enfermedad, el resultado de tratamientos previos y la edad, se aconseja una técnica u otra.
Están especialmente indicadas en:
-mujeres con endometriosis que tienen más de 38 años.
-mujeres con baja reserva ovárica.
-cuando hay alteraciones de las trompas.

¿Cuál es la tasa de éxito de los tratamientos de fecundación in vitro en mujeres con endometriosis?

Es muy variable. Depende de la extensión de la enfermedad, la edad de la mujer y el tipo de técnica propuesta. También depende si hay otras causas de infertilidad. La endometriosis puede disminuir la cantidad de óvulos disponibles, pero influye menos en su calidad.
Es necesario hacer un estudio completo de la pareja para poder ofrecer información individualizada. En el caso de tener una reserva ovárica baja con un útero en buenas condiciones, la tasa de éxito de técnicas como la fecundación in vitro con donación de ovocitos puede superar el 50%.

Endometriosis y edad de la mujer
Con el paso del tiempo la endometriosis puede progresar y la fertilidad disminuir. Por eso, en pacientes con endometriosis aconsejamos no retrasar la maternidad o plantear precozmente alternativas de preservación de fertilidad.

¿Es cierto que tras el embarazo los síntomas pueden mejorar?

Sí, gracias al “tratamiento hormonal” que supone el embarazo, los síntomas pueden mejorar, y la enfermedad puede ser controlada con tratamientos más sencillos.


Tienes dudas o necesitas más información? Llámanos al 232638900 o



Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.