Sugerencias para hablar sobre infertilidad


Muchas veces nos toca acompañar de cerca a personas que están pasando o viviendo procesos de infertilidad, y no sabemos cómo hablar ciertos temas con ellos.

A veces parece que no importa lo que uno diga o haga, igual nos equivocamos.

 

A continuación, te damos algunas sugerencias que podrían ayudar especialmente durante momentos importantes:

  • Sólo escuchar, ¡¡¡una muy buena ayuda!!! Las parejas que enfrentan la infertilidad tienen muchas cosas que atender, y podrían necesitar a alguien con quien hablar. A veces, una buena oreja ayuda a las personas a desahogarse. Un buen oyente puede ayudar a otros a expresar su ansiedad, enojo y culpa; o ayudar a que las personas encuentren las soluciones a sus problemas. Sin ofrecer ninguna sugerencia, su atención e interés podrían brindar el consuelo y la tranquilidad que estas personas y/o parejas tanto necesitan.
  • No ofrezcas consejo, a menos que estés realmente bien informado. Las parejas que enfrentan la infertilidad leen todo lo que cae en sus manos. A veces, parece como si ellos supieran más sobre tratamiento para la fertilidad que sus propios médicos. Entonces improvisar acerca de algo que realmente no sabe podría ser contraproducente.
  • Se empático y no hagas bromas acerca de la infertilidad; es posible que los intentos por restarle seriedad al tema no ayuden en absoluto. Hacer bromas acerca de la infertilidad es inapropiado. Recuerda que las parejas que enfrentan la infertilidad podrían tener una mayor sensibilidad con respecto a este tema. Trata de ponerte en sus zapatos cada vez que insistas en que ellos vayan a un “baby shower”, cuando presumas acerca de los logros de tus propios hijos o cuando les hables sobre la hija de una amiga que quedó embarazada por tal o cual secreto.
  • Ten paciencia. Las parejas podrían estar experimentando emociones que van de un extremo al otro con cada tratamiento o ciclo mensual. Una semana, ellos podrían estar felices gracias a que un nuevo tratamiento que les promete mejores resultados y da esperanza y, a la semana siguiente, estar de duelo por el hijo que no lograron este mes. Ellos podrían encontrarse en una agotadora montaña rusa emocional. Y recuerda que, si ellos quieren estar solos, no significa que te estén rechazando. No lo tomes a mal y no pierdas el contacto.
  • Demuestra que entiendes la dificultad que ellos están viviendo. Di cosas como “Sé que esto es difícil para ustedes” o “Si hay algo que pueda hacer para ayudar, no duden en decírmelo”. Si no estás seguro de lo que ellos están experimentando, lee algunos artículos y libros que analizan los aspectos emocionales de la infertilidad.
  • Se comprensivo de las decisiones que ellos tomen a favor o en contra de algún tratamiento para la fertilidad. Una vez que ellos hayan tomado una decisión difícil, no digas “¿No deberían ver a otro médico?”, “¿Están seguros de que realmente quieren adoptar?” o “¡Yo nunca consideraría hacer eso!”. Estas parejas suelen ponderar cada problema con mucho cuidado. Tienen procesos emocionales intensos, no toman sus decisiones a la ligera, a menos que tengan una buena razón para hacerlo.
  • Favorece el vínculo que tienes con el médico y los tratamientos que elijan. Abstente de hacer comentarios como “Nunca escuché que un médico hiciera eso. ¿Él sabe lo que está haciendo?” o “No necesitan cirugía. Lo que necesitan son vacaciones”. A menos que lo hayas leído o que a partir de tu experiencia sepas que el médico de ellos no está usando métodos aceptados, suele ser mejor quedarse callado con respecto a esos temas.
  • Se veraz. Por ejemplo, no trates de ocultar un embarazo en la familia. La verdad no hace daño, siempre y cuando se digan las cosas de forma adecuada.
  • Diles que no sabes qué decir cuando sea así. La pareja apreciará tu sinceridad y probablemente sugerirá cómo puedes ayudarlos en una situación en particular, aunque eso signifique permanecer en silencio. Admitir que estás desconcertado ayudará a establecer una comunicación sincera.

Por último, se un apoyo para las parejas que enfrentan la infertilidad. Educa a los demás y defiende las decisiones de la pareja. Entiende que las personas y las parejas responden de distintas maneras a los problemas de infertilidad.

Aprende a reconocer las etapas emocionales normales que están experimentando: negación, rabia, depresión, aceptación y así sucesivamente. Y date cuenta de que ellos pueden vivir ciclos de estas etapas con cada nueva ronda de tratamiento y con cada pérdida. Acéptalos con todos sus momentos emocionales durante todo el proceso. A menos que ellos se mantengan en una única etapa durante un largo tiempo, no te preocupes en exceso.

Por sobre todo: estar ahí cuando ellos lo necesiten y demuéstrales que son importantes para ti. No subestimes lo importante que eres  para ellos. Tu comprensión y tu apoyo pueden marcar una importante diferencia durante este período de búsqueda de un embarazo.


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *