El reloj biológico en la fertilidad de la mujer


Entender tu fertilidad y cómo esta se ve impactada por la edad, es clave para tener conciencia de los obstáculos potenciales y saber cuándo podría ser el momento de buscar la ayuda de un especialista en fertilidad.

“Mujeres de todas las edades han escuchado acerca del reloj biológico. Puede ser estresante saber que hay un límite de tiempo para la fertilidad, pero las buenas noticias son que el conocimiento es poder”, afirma el Dr. Mark Perloe, de SGF Atlanta.

A continuación analizamos con el Dr. Mondion, de SGF Chile, la fertilidad y qué esperar al embarazarse a los veinte, treinta o cuarenta.

Embarazarse a los veintitantos

Las mujeres de 20 a 29 años tienen el mayor potencial de fertilidad, que va del 20 al 25% de probabilidades de quedar embarazada naturalmente cada mes.

El riesgo de anomalías cromosómicas es bajo, al igual que la probabilidad de aborto espontáneo. Las mujeres de 20 a 29 años igualmente pueden sufrir de infertilidad. La calidad de los óvulos de una mujer podría no ser un problema, pero ellas sí podrían tener una reserva ovárica disminuida, problemas con las trompas de Falopio o un trastorno ovulatorio, como el síndrome de ovario poliquístico (SOP) que podría impedirles concebir de forma natural.

Cómo potenciar la fertilidad en la veintena

Aunque los malos hábitos de la universidad o de la secundaria podrían persistir durante la veintena, si estás tratando de quedar embarazada, es recomendable empezar a preparar el cuerpo para la concepción manteniendo un IMC (índice de masa corporal) normal y una dieta bien equilibrada. Dejar de fumar y limitar el consumo de alcohol y cafeína son factores importantes para lograr una salud óptima para el embarazo.

“Consumir alimentos ricos en ácido fólico para disminuir defectos del tubo neural en el feto; es importante a cualquier edad” afirma el Dr. Mondion.

Cuándo buscar tratamiento para la infertilidad si tiene 20-29 años

En el caso de las mujeres que están en la veintena, SGF recomienda ver a un especialista en fertilidad si tienes ciclos regulares y no has quedado embarazada después de 1 año teniendo relaciones sexuales sin protección.

“Si existen factores de riesgo conocidos, como ciclos menstruales irregulares o ausencia de períodos menstruales, debes buscar ayuda de inmediato”, comenta el Dr. Perloe.

También es importante considerar a tu pareja y si él tiene algún problema conocido que pudiese afectar su capacidad para concebir. Lo que la mayoría de las personas ignora es que la infertilidad masculina da cuenta de casi 40 a 50% de todos los diagnósticos de infertilidad.

“Entre estos factores, considerar el antecedente en el varón, de parotiditis (paperas) en la infancia y/o cirugía por falta de descenso de los testículos en la infancia (criptorquidea)” comenta Dr. Mondion.

Embarazarse a los treinta y tantos

Las mujeres de 30 a 39 años tienen del 15 al 20% de probabilidades de quedar embarazada naturalmente cada mes. La fertilidad de una mujer comenzará a declinar después de cumplir 30 años, con un descenso más notorio después de los 35.

Cómo potenciar la fertilidad en la treintena

Las mismas recomendaciones se aplican a las mujeres de 30 a 39 años: preparar sus cuerpos para tener un embarazo sano manteniendo un IMC normal y optando por un estilo de vida saludable.

“Escucho inquietudes de mujeres que han usado métodos anticonceptivos por muchos años y les preocupa que su fertilidad se vea afectada. La verdad es que, una vez que se deja de usar estos métodos, la mayoría de las mujeres volverá a su patrón histórico de ciclo menstrual y retomará su fertilidad”, afirma el Dr. Perloe.

“De no ser así, debe estudiarse la causa y no atribuirlo al uso previo de anticonceptivos” dice Dr. Mondion.

Cuándo buscar tratamiento

En el caso de las mujeres de 30-34 años, SGF recomienda ver a un especialista en fertilidad si tienes ciclos regulares y no has quedado embarazada después de 1 año teniendo relaciones sexuales sin protección. Aquellas entre 35 y 39 años con ciclos regulares deberían ver a un especialista en fertilidad si tienen ciclos regulares y no han quedado embarazadas después de 6 meses teniendo relaciones sexuales sin protección.

Si tienes cualquier factor de riesgo conocido (ausencia de ciclo menstrual, historial de cirugía pélvica o diagnóstico de endometriosis), debes buscar ayuda de inmediato. El tiempo es vital para las mujeres que tienen treinta y tantos, por eso incentivamos a las mujeres a ser proactivas con respecto a su fertilidad. La intervención precoz en la fertilidad ofrece las mejores probabilidades de éxito.

Embarazarse a los cuarenta y tantos

Las mujeres en la cuarentena tienen un 5% de probabilidades de quedar embarazadas naturalmente cada mes. En el caso de las mujeres de 40 a 49 años, las probabilidades de quedar embarazadas con sus propios óvulos es de un 1%.

Ellas pueden quedar embarazadas de todos modos con el tratamiento de ovodonación o si la mujer congeló sus óvulos para usarlos en forma posterior. Cuando se está cerca de los 40, la Fecundación In Vitro es también una opción.

Cómo potenciar la fertilidad en la cuarentena

Aunque los factores relacionados a la edad y a la fertilidad no se pueden cambiar, de todas formas se incentiva a las mujeres que ya pasaron los 40 a mantener un estilo de vida saludable mediante el ejercicio, abundante descanso y el consumo de una dieta bien equilibrada.

Muchas mujeres han descubierto que el yoga, la acupuntura y los masajes las han ayudado a aliviar el estrés y a mantenerse sanas a nivel físico y mental.

Cuándo buscar tratamiento

En el caso de las mujeres de 40 o más años, SGF recomienda ver a un especialista en fertilidad si tienen ciclos regulares y no han quedado embarazada después de 3 meses teniendo relaciones sexuales sin protección. Aunque las mujeres en la cuarentena tienen las mismas opciones de tratamiento disponibles (IIU y FIV), las probabilidades de éxito disminuyen considerablemente cuando usan sus propios óvulos porque, a medida que se envejece, también envejecen los óvulos.

A medida que los óvulos envejecen, se vuelven más susceptibles a las anomalías cromosómicas que pueden impedir la implantación o provocar abortos espontáneos. Aunque es posible embarazarse después de los 40 años con sus propios óvulos, el tratamiento de ovodonación podría ser una opción más eficiente, dice el Dr. Mondion.

Una mujer que se somete a tratamiento de ovodonación llevará la guagua en su vientre, pero el óvulo provendrá de una donante de óvulos que tiene entre 20 a 30 años. “El tratamiento de ovodonación ayuda a hacer posible la paternidad para muchas parejas y es una de las formas más exitosas de tratamiento para la fertilidad”, agrega el Dr. Perloe.

Independientemente de tu edad, es importante que sepas cuándo buscar la ayuda de un especialista en fertilidad.

SGF Chile ofrece tratamientos para la fertilidad que ayudan a casi todos a concebir. En conjunto con tu médico, considerarán sus factores personales, edad y diagnósticos, para determinar un plan de tratamiento que sea correcto para ti y que te ofrezca las mayores probabilidades de éxito.

Llámanos hoy mismo para descubrir lo que es posible al +562 3263 8900 o agende una cita en línea También nos puedes mandar mensaje vía Whatsapp al +569 5769 8345 y nos comunicaremos a la brevedad.


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *