¿No sabes cuánto te tomará quedar embarazada? Te contamos las posibilidades


Lograr la concepción dependerá de diversos factores y se considera normal que la búsqueda dure hasta un año, si el plazo se extiende se recomienda recurrir a un especialista y no perder la esperanza: las técnicas de reproducción asistida tienen una alta efectividad. Si tienes 35 años o más, no deberías esperar más de 6 meses.

Si hay algo que nos caracteriza como seres humanos es nuestra diversidad. Diferencias físicas, de creencias o de cultura es algo palpable todos los días. Por supuesto, las particularidades de cada persona también se reflejan en su biología y en su fertilidad.

Si tienes interés de ser madre y te estás preguntando cuánto tiempo demorará la concepción de un niño o niña, debemos saber que no hay una respuesta absoluta y que ello dependerá de muchos factores.

Lo que sí podemos asegurar es que debido a que la ovulación se produce una vez al mes, solo un porcentaje menor de las mujeres queda embarazada en sus primeros intentos. Para la mayoría, el proceso es más largo.

Uno de los factores más determinantes es la edad. Mientras más años tenga la mujer, disminuye su tasa de fecundidad y sus posibilidades de ser madre. Pese a que los porcentajes son aproximados, se estima que a los 35 años la mujer conserva sólo el 10% de la reserva ovárica inicial y pasado los 40 años el 75% de sus óvulos podrían presentar alteraciones cromosómica.

Una aproximación a las cifras

Una pareja sin problemas de fertilidad que mantiene relaciones sexuales en época fértil tiene, en promedio, entre el 20 y el 25 por ciento de posibilidades de lograr el embarazo en un mes. Estas son aproximaciones que pueden variar de caso en caso. Ello dependerá, entre otras cosas, de la edad: en el caso de una mujer que bordea los 20 años ese porcentaje subirá y descenderá marcadamente al acercarse a los 40 años.

Las cifras señalan que, tras seis meses de búsqueda, es posible que seis de cada diez parejas consigan su objetivo y que al año esa proporción asciende al 85%. Entonces el porcentaje aproximado de éxito en la búsqueda del embarazo es el siguiente:

  • Un mes: 20 a 25% de las parejas que lo intentan.
  • Seis meses: 60% de las parejas.
  • Un año: 85% de las parejas.

Aquel 15% aproximado de parejas que no consiguen concebir en un año es probable que presenten algún problema de fertilidad y deberían consultar a un especialista. De ellos, cerca del 8% requerirá someterse a técnicas de alta complejidad, las que en todo caso muestran altas tasas de éxito. La fecundación in vitro, por ejemplo, en mujeres menores de 35 años, tiene un porcentaje de efectividad en cada ciclo de entre 40 y 60%, es decir al menos el doble que la fecundación natural.

Otra buena noticia: de las parejas que no logran el embarazo en el primer año, un alto porcentaje lo hará en el segundo.

La clave: conocer tus días fértiles

Si el embarazo demora más de lo presupuestado no desesperes. A un porcentaje considerable de las mujeres les ocurre esto.

En lo que sí debes poner atención es en conocer tus días fértiles -cuando el ovocito llega desde el ovario a una de las trompas de Falopio y está preparado para ser fecundado- para aumentar así las posibilidades de éxito en tu búsqueda.

Cuando se trata de ciclos regulares de 28 días, los tres días anteriores y los tres posteriores al día 14 serían los días más fértiles. Sin embargo, también hay mujeres con ciclos más breves y otros más extensos (desde 23 hasta 32 días), lo que también es normal. Por supuesto en ese caso, los días de fertilidad no serán los mismos. Así, una mujer de ciclos de 24 días; estará fértil en torno al día 10; en caso de un ciclo de 34 días, estará fértil alrededor del día 20.

Para tener mayor certeza puedes recurrir a tests similares a los de embarazo que miden la hormona luteinizante -que da la señal al ovario para iniciar el proceso de ovulación- para detectar los días fértiles.

Otra manera de detectar los días fértiles es atendiendo a cambios corporales como el aumento de temperatura corporal basal, en hasta un grado, debido al aumento de progesterona producida por la liberación del óvulo.

Hábitos y factores que influyen en la posibilidad de embarazarse

Una manera de aumentar tus posibilidades de lograr el embarazo pasa por adoptar hábitos sanos y evitar conductas que afectan tu fertilidad. Si bien estos cambios no garantizan el éxito, pueden ayudar significativamente.

  • Cuida tu peso: Por un lado, la obesidad acarrea dificultades para concebir en las mujeres y, por el otro, el bajo peso puede significar menstruaciones irregulares o amenorrea.
  • Di no al tabaco y al alcohol: el tabaquismo en las mujeres se asocia a una menopausia temprana. En tanto, beber habitualmente afecta a la fertilidad y aumenta el riesgo de aborto espontáneo.
  • Abandona el sedentarismo: hacer ejercicio moderado te ayuda a estar activa, de mejor ánimo y a reducir el estrés que puede afectar la lívido y dificultar el buscado embarazo.
  • Mantén una buena alimentación: una dieta balanceada es necesaria en las distintas etapas de la vida y, por supuesto, en el embarazo. La vitamina B, por ejemplo, se vincula a la producción de hormonas que fomentan la ovulación y al correcto desarrollo del feto. La fibra, en tanto, puede reducir el riesgo de padecer Síndrome de Ovario Poliquístico, una de las causas de infertilidad femenina.
  • Evita la exposición a tóxicos: productos como la pinturas, los disolventes, el fertilizantes, los hidrocarburos, pesticidas e insecticidas pueden provocar infertilidad.

Derribando mitos

Para aumentar las posibilidades de concebir de forma natural, debes mantener relaciones sexuales regulares.

Pese a algunas creencias, no existe evidencia científica que ciertas posiciones sexuales arrojen más efectividad para lograr el embarazo. Elevar las caderas después del sexo para “ayudar” a los espermatozoides a llegar al cuello uterino tampoco hace ninguna diferencia.

Esperamos que estos consejos te ayuden a conseguir ese anhelado embarazo y a entender que muchas veces es normal que se extiendan los plazos más allá de lo deseado. Sigue los consejos para una vida más saludable y consulta a un especialista junto a tu pareja si el proceso demora más de un año.

En caso de que se determine que uno de los miembros de la pareja o ambos presentan infertilidad, recuerda que los métodos de fertilización asistida presentan altas tasas de éxito y ayudan a conseguir el objetivo de ser padres a la mayor parte de las parejas que se someten a ellos.


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *