5 Cosas que debes saber sobre la fertilidad natural


Cuando se trata de la fertilidad natural de una mujer (o su capacidad para quedar embarazada sin tratamiento alguno), existen muchos conceptos erróneos acerca del buen estado de la fertilidad, de qué manera tratar de concebir y en qué momento se debe considerar consultar a un especialista en fertilidad. En SGF, sabemos lo importante que es educar a las mujeres acerca de su fertilidad natural, de modo que ellas puedan tomar decisiones informadas sobre cuándo podría ser el momento de considerar a un especialista en fertilidad si no han logrado embarazarse…

 

A continuación, les contamos sobre cinco hechos que es necesario conocer acerca de la fertilidad natural y que son importantes cuando se inicia el camino hacia la maternidad.


1. Las tasas de embarazo natural son de aproximadamente 15 a 20 % por ciclo
Al principio, esto parece una probabilidad muy baja para cada ciclo; sin embargo, si consideramos que la mayoría de las parejas no logra un embarazo en el primer mes que lo intentan y el 90 % logra el embarazo después de intentarlo durante 1 año, esas probabilidades son más bien buenas en general. Siempre y cuando no haya barreras importantes, como trompas bloqueadas o bajo recuento de espermatozoides, la mayoría de las parejas jóvenes pueden lograr el embarazo si lo intentan durante 1 año.

2. La infertilidad es algo común
Aunque la mayoría de las parejas jóvenes lograrán el embarazo durante el primer año de tener relaciones sexuales sin protección, de todos modos, de 1 de cada 8 parejas tendrán dificultades para concebir. Los motivos subyacentes para la infertilidad se pueden clasificar por factor femenino, factor masculino, o una combinación de ambos (sin causa aparente). La infertilidad sin causa aparente ocurre en aproximadamente el 10 % de las parejas, y se diagnostica cuando todas las pruebas disponibles arrojan un resultado normal. Esto no significa que todo esté bien, sino que hay un problema para el cual aún no existe una prueba que ayude a descubrirlo. Es mejor ser precavidos al comparar experiencias de distintas personas, pues no hay una solución que les sirva a todos por igual. También es frecuente que las parejas no tengan un historial familiar de problemas de fertilidad. Por ese motivo, siempre será mejor centrarse en su propio caso y analizar su fertilidad tempranamente con su médico de cabecera, ginecólogo o directamente con un especialista en fertilidad para obtener respuestas rápidas y eficaces.

3. El momento para la relación sexual no es exacto
Su ventana fértil es de unos 6 días antes de la ovulación, así que lo mejor es tener relaciones sexuales durante ese período. Las mujeres con ciclos menstruales regulares pueden calcular mejor su ventana fértil; sin embargo, aquellas con ciclos menstruales irregulares tendrán más dificultad para determinar dicho periodo. El método de la temperatura corporal basal para determinar la ventana fértil solo permite detectar la ovulación una vez que ya se ha producido, de modo que podría perder su ventana fértil. Los kits para predecir la ovulación en casa son útiles para las mujeres que tienen ciclos menstruales regulares, pero son muy poco confiables para aquellas con ciclos irregulares debido a desequilibrios hormonales, como el síndrome de ovario poliquístico.
Por lo tanto, tener relaciones sexuales cada 1 a 2 días durante este período ayudará a maximizar la fertilidad durante un ciclo determinado.
Un concepto erróneo común es que la eyaculación frecuente disminuye la fertilidad masculina, pero lo que sí puede hacer es aumentar el estrés general por tratar de concebir. Cuando use lubricantes, asegúrese de usar productos que no disminuyan la motilidad (movimiento) de los espermatozoides, como aceite mineral, aceite de canola o lubricantes a base de hidroxietilcelulosa.

4. No necesita esperar para ver a un especialista en fertilidad
Actualmente, las parejas tienen mucha más conciencia de los problemas de infertilidad que en el pasado. Muchos tienen amigos o familiares que han enfrentado la infertilidad, pero quizás no estén abiertos a conversar sobre esta experiencia. También es más importante que las mujeres tengan conciencia de su fertilidad, especialmente porque cada vez más mujeres eligen iniciar sus familias a una edad más avanzada.

Las pautas recomendadas sobre cuándo consultar a un especialista en fertilidad son tratar de quedar embarazada por su cuenta durante 1 año si tiene 35 años o menos, durante 6 meses si tiene entre 36 y 39 años, y durante 3 meses si tiene 40 años o más. También hay algunas señales de advertencia que indican la necesidad de consultar más pronto a un especialista en fertilidad, como ciclos menstruales irregulares, historial de endometriosis, dolor menstrual severo.

Un especialista en fertilidad le ofrecerá un enfoque de tratamiento individualizado basándose en pruebas de diagnóstico sencillas que le permitirán determinar la causa de la infertilidad.

5. Tenga cuidado con las afirmaciones de que ciertos alimentos y terapias a base de hierbas pueden mejorar la fertilidad natural
Podemos escuchar consejos de personas con buenas intenciones y de aquellas que tuvieron “buenas experiencias” con determinados alimentos, productos o hierbas. De todo se ha sugerido para aumentar la “fertilidad”: desde el corazón de la piña hasta los insectos de México y los caldos de huesos. Afirmaciones en televisión hechas por empresas de vitaminas también sugieren que pueden ayudar a mejorar la calidad de los óvulos o los espermatozoides. Muchos productos no están regulados, lo que hace altamente cuestionable su pureza, dosis y eficacia. Algunos medicamentos a base de hierbas de uso común, como el dong quai, el cohosh negro, el trébol rojo y la hierba de San Juan, que pueden tomarse para otras afecciones, podrían ser perjudiciales si se trata de lograr un embarazo y también pueden interferir con los medicamentos para la fertilidad. Es importante que le informe a su médico de todos los suplementos que use. El hecho de que sea natural y a base de hierbas no significa que sea seguro en todas las situaciones.


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *