“Tengo quistes en los ovarios y por eso no puedo embarazarme”…


Ovarios poliquísticos y fertilidad. Nuestra especialista en Fertilidad, Dra. Lorena Pardo, nos comenta sobre Síndrome de Ovario poliquístico.

“Tengo quistes en los ovarios y por eso no puedo embarazarme” …

“Me recetaron anticonceptivos para disolver los quistes” …

Estas son las frases que más comúnmente escuchamos los ginecólogos especialistas en reproducción, de las pacientes.

Pues debo decirles, que los ovarios poliquísticos, NO son quistes en los ovarios y que los anticonceptivos no están enfocados, en esta condición, a disolver quistes.
Les comento de que se trata el cuadro para que tengamos una idea más certera de lo que se habla cuando nos diagnostican Ovario poliquístico.

El Síndrome de Ovario poliquístico es un desorden hormonal y metabólico más común de las mujeres en edad reproductiva, afectando aproximadamente al 10% de ellas.

Clínicamente, es una colección de síntomas y signos que incluyen:

a. Irregularidad menstrual: se refiere a tener ciclos largos, que tardan más de 35 días en llegar. Esto se denomina oligomenorrea. Cuando demora más de tres meses se llama amenorrea.

b. Aumento de vellos en zonas del cuerpo asociadas a un patrón masculino. Esto se denomina hirsutismo. También el aumento de las hormonas masculinas en sangre, en particular testosterona, lo que se llama hiperandrogenemia.

c. Ecografía ginecológica transvaginal que presenta más de 25 folículos (óvulos) en los ovarios o bien un aumento en el volumen de estos (mayor a 10 ml)

El correcto diagnóstico de este síndrome debe contener al menos dos de los signos mencionados anteriormente, así como también excluir otras patologías o condiciones que pudieran generar signos y síntomas similares.

No se tiene claridad absoluta, por qué se produce este cuadro, pero si que existe una alteración en la información hormonal que el cerebro entrega al ovario, así como también una resistencia de este último a actuar normalmente. Es lo que se llama una disfunción del eje hipotálamo-hipofisis-ovario.

Este síndrome se asocia a otras características y patologías tales como:
1. Sobrepeso y Obesidad: Entre el 30-60%, según diferentes reportes, de las mujeres con SOP, presentan exceso de adiposidad.

2. Alteraciones metabólicas: La mayoría de estas pacientes tienen Resistencia a la Insulina y un riesgo aumentado de 5 veces de tener Diabetes Mellitus tipo 2. (diabetes del adulto).

3. Disfunción vascular: Existen un riesgo aumentado de tener eventos cardiovasculares.

4. Malignidad en endometrio: debido a que estas pacientes no menstrúan regularmente, tienen riesgo de que el endometrio (la capa del útero que se desprende mensualmente) se engruese y por tanto se malignice.

5. Complicaciones reproductivas: La ausencia de ovulación, condiciona un estado de subfertilidad. En la medida que existen menos veces en que la mujer ovula, existe una menor probabilidad de embarazo.

Desde el punto de vista obstétrico, no hay mayores riesgos de pérdida, sin embargo, si existe más posibilidades de diabetes gestacional y presión alta en el embarazo.

6. Alteraciones del ánimo: Estas pacientes experimentan mayor riesgo de ansiedad y depresión. Aparentemente asociado a la hiperinsulinemia y al exceso de hormonas masculinas. Sin embargo, la obesidad y el hirsutismo, afectan considerablemente la autoimagen.

Tratamiento

Dado que no existe una total claridad de por qué se produce el síndrome, el tratamiento NO está focalizado a la condición en sí, sino a tratar las consecuencias que este produce.
La selección del tratamiento depende de:
• La preocupación del paciente por su estado: hirsutismo, ausencia de regla, etc
• El objetivo que queremos conseguir.

El tratamiento esta focalizado en:
1. Suprimir el exceso de hormona masculina

I. Anticonceptivos: se usan aquellos que tienen un efecto negativo con los andrógenos
II. Antiandrógenos

2. Proteger al endometrio y el estatus menstrual

I. Anticonceptivos: se usan para hacer sangrar regularmente y así que el endometrio no crezca y no se malignice

3. Mejorar los parámetros metabólicos

I. Dieta y ejercicio. Pilar fundamental del tratamiento y lo primero que debe implementarse.

II. Metformina.

III. Insulina: dependiendo del nivel de glucosa en que nos encontramos.

4. Mejorar la fertilidad

I. Dieta y ejercicio: Muchas pacientes reanudan sus ciclos espontáneamente sólo con la baja de peso.

II. Inducción de la ovulación: Se refiere a ayudar al ovario a que el óvulo salga de este y tenga la opción de fecundarse.

Un tratamiento de fertilidad en una paciente con ovario poliquístico puede ser muy sencillo de llevar a cabo, o requerir mayor dificultad. Eso depende fundamentalmente de la respuesta que logremos en el ovario cuando queremos hacer que los óvulos crezcan y finalmente se ovulen.

Consideraciones importantes en el tratamiento reproductivo de la paciente con SOP.

1. Realizar ecografía al inicio del tratamiento para determinar qué fármacos usar y que dosis.

2. El primer medicamento a usar es letrozol.

3. Idealmente hacer seguimiento folicular, para monitorizar crecimiento de los óvulos y el número de ellos, pues un numero aumentado puede tener riesgo de embarazo múltiple.

4. Si no hay respuesta con los medicamentos iniciales se pueden utilizar otros medicamentos llamados gonadotrofinas. Su manejo es más delicado, pues tiene mucho más riesgo que el letrozol de pasar del “nada a todo”. Es decir, de la ausencia de crecimiento de folículos a tener un número muy alto. Esto último tiene riesgo mucho mayor de embarazo múltiple.

5. La probabilidad de éxito de embarazo en estas pacientes (pronóstico reproductivo) es bastante bueno. Solo tenemos que enfocarnos en el tratamiento adecuado.

El objetivo en reproducción es:

Lograr un embarazo, de un solo hijo y ojalá sano.

Para coordinar tu hora o aclarar dudas llámanos, al +562 3263 8900 o agende una cita en línea. También nos puedes mandar mensaje vía Whatsapp al +569 5769 8345 y nos comunicaremos a la brevedad.


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *