Reversión de ligadura de trompas o Fecundación In Vitro para lograr un embarazo?


Muchas mujeres que se han sometido a ligadura de trompas, se ven queriendo tener otro hijo cuando hay cambios en sus vidas. Pero, ¿puede una mujer quedar embarazada si se ha realizado un procedimiento que se considera una forma permanente de anticoncepción? Sí, y hablar con un especialista en medicina reproductiva e infertilidad es el primer paso para evaluar las opciones.

El Dr. Jesam, comenta: “Las mujeres con ligadura de trompas son algunas de nuestras pacientes más exitosas, pues sabemos que ya han sido fértiles anteriormente. Existen dos formas de lograr el embarazo después de la ligadura de trompas. Tradicionalmente, la única opción para las pacientes era mediante una cirugía llamada “reversión de ligadura de trompas o reanastomosis tubaria”. Sin embargo, ahora existe otra opción para las mujeres que es la Fecundación In Vitro o FIV.

 

Prácticamente en todos los casos, la Fecundación In Vitro es la mejor opción, ya que ofrece a las pacientes la más alta probabilidad de embarazo en un menor tiempo y evita un importante procedimiento quirúrgico.

CIRUGÍA DE REVERSIÓN DE LIGADURA DE TROMPAS

La ligadura de trompas se puede realizar de distintas formas, pero el resultado siempre es el mismo: una interrupción de las trompa de Falopio que evita el embarazo. “El método más común de ligar las trompas es la remoción quirúrgica de la sección media de las trompas”, dice el Dr. Jesam. “Entonces, la meta de una cirugía de reversión de ligadura de trompas es reconectar las trompas para que vuelva a haber un paso a través de ellas”.
Los métodos más nuevos para realizar una cirugía de reversión de ligadura de trompas requieren de solo 1 día para el procedimiento y luego 7 días de reposo leve en cama. Unos 3 meses después de la cirugía, las pacientes se realizan una histerosalpingografía (HSG) para comprobar la condición de las trompas. Una HSG es una prueba de diagnóstico que usa tecnología de rayos X para mostrar el flujo de un tinte a través del útero y las trompa de Falopio hacia la cavidad uterina. Esto muestra si quedase alguna obstrucción en las trompas que pudiera evitar un embarazo.

ÉXITO Y MAYORES RIESGOS DE REVERTIR LA LIGADURA
El éxito de la cirugía para revertir la ligadura de trompas dependerá de 2 factores: ¿hay suficiente tejido sano en cada extremo de la trompa para reconectarlas? y ¿es la trompa reconectada lo bastante larga para funcionar de forma adecuada?.

Por desgracia, no todas las pacientes tienen trompas que se pueden volver a conectar.

“A veces, incluso cuando se logran reconectar las trompas, puede haber tejido cicatricial que interrumpe el flujo en su interior”, afirma el Dr. Jesam. “Esto sucede en casi el 20% de los casos”. Sin embargo, si la HSG confirma que las trompas están abiertas, entonces la paciente puede empezar a tratar de embarazarse en su siguiente ciclo.

Después de una cirugía para revertir la ligadura de trompas, también hay un mayor riesgo de embarazo ectópico. “Un riesgo con las reversiones de ligadura de trompas es que existe de 10 a 20% de probabilidades de tener un embarazo ectópico después de esta cirugía”, dice el Dr. Jesam.

El embarazo ectópico se produce cuando un óvulo fecundado se adhiere a la trompa de Falopio y se implanta allí. Los embarazos ectópicos se deben terminar con medicamentos o cirugía para evitar la ruptura de la trompa de Falopio, la cual puede ser de riesgo vital.
Dado que las trompas no siempre se pueden volver a unir, la tasa de éxito de embarazo después de una reversión de ligadura de trompas bordea el 40% para las mujeres menores de 37 años, y la cirugía estaría indicada en mujeres de 35 años o menos.

FIV Y TASAS DE ÉXITO
Otra opción para las mujeres que tratan de embarazarse luego de una ligadura de trompas es la Fecundación In Vitro o FIV.

La FIV es un proceso mediante el cual se fecunda un óvulo en el laboratorio y luego se transfiere un embrión al útero de una mujer. Esta permite que se produzca el embarazo evitando por completo el paso por las trompas de Falopio.
Cualquier mujer que tenga una buena reserva ovárica o que haya intentado infructuosamente una reversión de ligadura de trompas sería una buena candidata para el tratamiento con FIV. Incluso parejas con problemas de fertilidad distintos de la ligadura de trompas, como la edad avanzada o el factor masculino de infertilidad, pueden verse beneficiadas con la FIV”.

Un ciclo de FIV demora unos 2 meses en completarse. Después de la evaluación y de la fase del ciclo de supresión hormonal, las pacientes deben inyectarse hormonas que estimulan la maduración de los óvulos. Durante este período de estimulación de 10 a 12 días, se controla a la paciente con frecuencia con el fin de efectuar ecografías y exámenes de sangre para monitorear el crecimiento de los óvulos dentro de los folículos y los niveles hormonales.

Al término de este período, se realiza el procedimiento de recuperación de los óvulos o aspiración folicular. Los óvulos se fecundan con los espermatozoides de la pareja o del donante y se cultivan embriones de 5 días. Luego, se transfieren uno o más embriones al útero de la mujer. Dos semanas más tarde, una prueba de embarazo en sangre revela los resultados.

La tasa de éxito para lograr el embarazo con FIV suele superar aquella de la ligadura de trompas. En SGF, la FIV tiene una tasa de éxito de 50 a 60% en mujeres menores de 38 años cuando se transfiere un solo embrión.

TIEMPO HASTA LOGRAR EL EMBARAZO
Después de la cirugía de reversión de ligadura de trompas, toma unos 3 meses poder confirmar que la cirugía fue exitosa. Una vez que se demuestra que las trompas están despejadas mediante una prueba HSG, el tiempo promedio hasta lograr el embarazo, de inicio a fin, es de 2 años.

El hecho de que puede tomar hasta 2 años embarazarse después de la cirugía de reversión de ligadura de trompas es realmente poco atractivo para muchas de las pacientes. La mayoría de ellas está ansiosa por embarazarse pronto, con frecuencia porque ya son mayores al momento de iniciar el proceso.

Una de las ventajas de la FIV es que el tiempo hasta lograr el embarazo es mucho más corto. Un ciclo de FIV demora solo unos 2 meses en completarse. Algunas mujeres requieren numerosos ciclos de FIV para lograr el embarazo, pero incluso con los casos difíciles, el tratamiento suele completarse dentro de 1 año.

EDAD
La edad es un factor clave en la decisión entre la FIV y la cirugía de reversión de ligadura de trompas. A medida que la mujer envejece, la cantidad y la calidad de sus óvulos disminuye, lo que dificulta lograr el embarazo. Ya a los 30 años, comienzan a decaer las probabilidades de una mujer de quedar embarazada cada mes.

Dado que muchas mujeres que desean embarazarse después de una ligadura de trompas se ubican en la treintena, existe la posibilidad de que incluso con una cirugía de reversión de ligadura de trompas no logren embarazarse, ya que el tiempo de 2 años necesario para lograrlo es mucho más significativo. En este caso, es probable que se recomiende la FIV. Para evitar tener que hacer la cirugía y la Fecundación In Vitro, se recomienda que estas mujeres elijan la FIV como su tratamiento de primera línea.

En el caso de las mujeres mayores de 37 años, es poco probable recomendar una cirugía de reversión de ligadura de trompas. En este grupo etario, donde la fertilidad en descenso va acompañada por un mayor riesgo de embarazo ectópico, la FIV es claramente una opción más segura con mayores probabilidades de éxito.

COSTO
La cirugía de reversión de ligadura de trompas y un ciclo de FIV cuestan aproximadamente lo mismo. Ahora ambos procedimientos tienen cobertura en las isapres.

SGF tiene varios programas financieros innovadores que reducen el costo y el riesgo financiero asociado al tratamiento. Estos incluyen el programa Riesgo Compartido 100% reembolsable “Shared Risk”, el Programa de descuento Multiciclo, el Programa Ayuda financiera para el tratamiento para la fertilidad.

El más popular es el programa Riesgo Compartido 100% reembolsable “Shared Risk” de SGF. Este plan le otorga a la paciente hasta seis ciclos de FIV, junto con los ciclos de embriones congelados relacionados. Si la paciente no tiene un recién nacido, se le reembolsa el 100% de la tarifa.
Con el programa Riesgo Compartido 100 % reembolsable “Shared Risk” y las tasas de éxito tan altas en SGF, la FIV es casi siempre la opción más conveniente”, dice el Dr. Jesam.

FERTILIDAD DEL HOMBRE
Otro factor que puede inclinar la balanza es la parte masculina de la ecuación. Hacer un análisis de espermatozoides del hombre es un paso esencial para tomar la decisión de si usar la FIV o la cirugía de reversión de ligadura de trompas.

Tal como explica el Dr. Jesam: “Si el hombre presenta, por ejemplo, un bajo recuento de espermatozoides, entonces es poco probable que incluso una cirugía de reversión de ligadura de trompas exitosa logre dar origen a un embarazo”.

La FIV, sin embargo, se puede efectuar usando técnicas especiales que esquivan los problemas del factor masculino. La inyección intracitoplásmica de espermatozoides (ICSI, Intracytoplasmic Sperm Injection), por ejemplo, es un proceso en el cual se inyecta un solo espermatozoide sano en el centro de cada óvulo, lo que genera tasas normales de fecundación incluso en hombres con recuentos de espermatozoides gravemente anormales.

EL PRONÓSTICO ES BUENO
La clave para tomar la decisión es una evaluación exhaustiva y el análisis de las metas de los pacientes. Se sugiere que las parejas vengan y traigan toda la documentación relacionada con su cirugía de ligadura de trompas. Haremos las mismas pruebas de fertilidad básicas a ambos miembros de la pareja y avanzaremos desde ahí, pero el primer paso es agendar una cita.

Para algunas mujeres, la respuesta será la cirugía de reversión de ligadura de trompas. La candidata ideal para esta cirugía es una mujer menor de 35 años, que desea varios hijos más y cuya ligadura de trompas fue bien realizada.

En la mayoría de las pacientes ya ha tenido varios hijos, pero ahora tiene una nueva pareja y desea tener un solo hijo más con esa nueva pareja. Para esas mujeres, la FIV casi siempre es una opción mucho mejor.

“De cualquier manera, el pronóstico es bueno. Con algo de orientación experta, las mujeres con ligadura de trompas pueden volver a cambiar pañales en muy poco tiempo”, dice el Dr. jesam.

Para coordinar tu hora o aclarar dudas llámanos, al +562 3263 8900 o agende una cita en línea. También nos puedes mandar mensaje vía Whatsapp al +569 5769 8345 y nos comunicaremos a la brevedad.


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *