La historia de la ovodonación y su aporte como tratamiento para la fertilidad


ovodonacion

Si hay un proceso que ha cambiado la vida de muchas familias, ha sido la ovodonación o donación de óvulos. Las mujeres con poca cantidad o mala calidad de óvulos, edad avanzada, alteraciones genéticas han podido ser madres gracias a este tratamiento. La donación se caracteriza por una alta tasa de éxito, pero llegar a estos resultados positivos tomó muchos años de estudio y experimentos.

 

Una breve historia de la ovodonación

 

Los primeros registros de esta técnica de reproducción asistida datan del siglo XIX; sin embargo, su uso se limitó a los animales. La primera transferencia exitosa de óvulos fertilizados se realizó en conejos en 1890 y el embriólogo británico Walter Heape fue el encargado de dirigir este experimento.

La primera transferencia en embriones bovinos fue lograda por Willet en 1951. El éxito de este nuevo experimento permitió un mejor desarrollo de la tecnología de la ovodonación y en la industria ganadera es de uso corriente desde hace décadas.

En 1983, Buster logra el primer tratamietno con óvulos donados, sin embargo no fue hasta el año siguiente que Lutjen y colaboradores lograron el primer embarazo y nacimiento mediante la fertilización in vitro de ovocitos donados en una mujer que no producía óvulos.

Desde entonces, el uso de esta técnica de fecundación ha aumentado, particularmente porque las mujeres dhoy en dia, han postergado su maternidad y con ello sus posibilidades de concebir.

 

La ovodonación y su aporte a los tratamientos de fertilidad

 

La principal ventaja de la ovodonación es que el porcentaje de éxito es muy elevado, alrededor de un 70-80% de embarazo. Esto ocurre fundamentalmente porque los óvulos donados corresponden a mujeres jóvenes con alta efectividad y pocas posibilidades de tener abortos.

Este tratamiento ha permitido embarazar a muchas mujeres que ya sea por edad o por algunas enfermedades no habrian podido ser madres. Entre estas condiciones están aquellas que tienen alteraciones genéticas como el Síndrome de Turner que generan falla del ovario. Otras condiciones que producen menopausia precoz, o aquellas mujeres que tienen una condicion genetica que no quieren trasmitir a su descendencia.

Finalmente ha sido un tratamiento eficaz para mujeres que han recibido quimioterapia por algún cáncer y aquellas mujeres que buscan ser madres, aunque ya estén con menopausia. En este último grupo, cabe destacar, que la recomendación es que el embarazo se produzca antes de los 50 años, porque después de esta edad aumentan mucho los riesgos tanto para la madre como para el hijo.

La ovodonación se ha convertido en una técnica de fertilidad cada vez mas solicitada y reresenta el 30% de los tratamientos de fertilizacion asistida. Incluso se sabe de celebridades que han recurrido a la ovodonación como una manera segura y práctica de quedar embarazadas.

Hay una última ventaja asociada con la ovodonación y es que la misma no reviste grandes complicaciones a nivel médico. Si bien es cierto que debe haber una preparación endometrial con el uso de hormonas, los efectos secundarios son menores y el procedimiento es sencillo.

Aunque la ovodonación implica no compartir la genética con los hijos, ser madre implica mucho más que eso: se trata del deseo de criar, educar y cumplir con la responsabilidad de tener un hijo.

 

 

 


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *