Infertilidad y emociones asociadas


La experiencia de ser asistidos en el proceso de fertilidad puede ser muy estresante, atemorizante y generar muchas emociones que no estamos acostumbrados a sentir, entre ellas la incertidumbre, el miedo, angustia y tristeza.
Sabemos lo que están pasando y que pueden tener muchas preguntas sin respuestas y en ocasiones sentirse fuera de control. Estamos para ayudarlos en el proceso por eso a continuación les dejamos algunas recomendaciones:

Entendamos que la infertilidad puede tener un impacto potencialmente negativo en nuestras emociones. Tales como sentimientos de ansiedad, estrés abrumador, miedo, mareos, palpitaciones, preocupación constante, sentirse fuera de control, dolor en el pecho y problemas en la concentración, por nombrar algunos.

1. Reconoce que la infertilidad puede afectar tus relaciones. No hay duda de que la infertilidad puede afectar emocional, física, espiritual y financieramente. La decepción y la duda pueden hacerte sentir desanimado, incluso deprimido. La infertilidad puede ponerle presión a todo, no solo a la búsqueda del embarazo, por lo que es importante buscar ayuda profesional cuando se requiera.

2. Tómate el tiempo para informarte. Indaga y evalúa las opciones. Se proactivo(a) y anota tus preguntas antes de las citas con tu médico para aprovechar al máximo el tiempo con él. No temas preguntar lo qué no sabes o no entiendes. Estamos para aliviar tus inquietudes y responder tus preguntas.

3. Tómate tu tiempo para cuidarte. En medio de esta crisis, es fundamental que te tomes un tiempo para ti, duerme bien, come bien y has actividad física. Encuentra maneras de desestresarte e incluso de darte un gusto, tomar alguna clase de alguna actividad de interés que tenías en mente, o labores manuales, salir a caminar, encontrarse con amigos para salir o comprar un par de zapatos nuevos, etc.

4. Favorece la comunicación. Ten en cuenta la importancia de la comunicación, incluso cuando el tema de la conversación sea difícil. Una comunicación sana se caracteriza por ser abierta, honesta y te hace sentir segura/o. No genera culpa ni es hiriente. Apóyate en tu pareja o en alguien en quien confías. Además, antes de decidir entrar en el tratamiento, establezcan límites, “hasta dónde vamos a llegar”, “con qué tratamiento nos sentimos cómodos”. Asegúrate de que están en sintonía respecto a los límites y las expectativas del tratamiento.

5. Busca un equilibrio en el tratamiento. Habla con tu médico acerca de lo realista v/s lo optimista respecto a tu situación médica y planifica en coherencia con ello.

6. Si es necesario, pon límites en tu entorno social. Está bien rechazar la tercera invitación a la fiesta de babyshower del mes. Y está bien rechazar respetuosamente la salida de tus amigas, si todos los asistentes, excepto tu, llevarán a sus recién nacidos. Sin embargo, reconoce cuándo te estás aislando y cómo superarlo. Asegúrate de establecer una red de apoyo que te haga conectar con otras mujeres y parejas que están pasando por algo similar y aprendan a apoyarse mutuamente.

7. El tratamiento es un proceso. Entiende que el aprendizaje para enfrentar este tipo de situaciones es variable para cada persona y cada pareja, pero cada experiencia permite enriquecer la relación de pareja y el afrontamiento personal a situaciones estresantes.

8. Reconoce las señales para prevenir la depresión. Si experimentas 2 ó más de los siguientes signos de depresión, por más de dos semanas seguidas es importante buscar ayuda de inmediato:

? Cambios en el apetito (aumento o disminución).
? Cambios en los patrones de sueño.
? Pérdida de interés en actividades que una vez disfrutaste.
? Dificultad para pensar en otra cosa que no sea infertilidad o pérdida.
? Sentimientos de rabia.
? Desesperación.
? Pensamientos de muerte,o suicidio.
? Dificultad para tomar decisiones.
? Sentimientos de aislamiento y soledad.

El cuidado de tu bienestar emocional es tan importante para nosotros como tratar tu infertilidad y entendemos que la experiencia y las necesidades de cada persona y pareja son diferentes.

Nuestro objetivo en SGFertility es proporcionar recursos y apoyo para reducir el estrés asociado en el camino de la infertilidad desde una perspectiva médica, emocional y financiera. Lo alentamos a establecer redes de apoyo al aprovechar nuestros recursos o encontrar otras vías que funcionen mejor para ustedes. Buscar (y aceptar) apoyo es como tejer una red de seguridad. Cuantas más conexiones o soportes tengas, más poderosa será la red. Una red de apoyo sólida impide que caigamos, nos levanta cuando estamos cayendo; y brinda la fortaleza que necesitamos para seguir avanzando en la dirección de nuestros sueños.


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *